Tiger Woods protagonizó un tenso cruce de palabras con el reportero de una revista sobre los extractos que se han difundido del libro de su ex entrenador.

Woods puso fin al intercambio mirando fijamente al reportero, diciéndole: "Que tengas un buen día".

El ex número del mundo, en la antesala del torneo de Palm Beach Gardens este fin de semana y el Masters de Augusta, lleva dos sin ganar un título y se acerca al cuarto aniversario de su última coronación en una de las cuatro grandes citas del golf.

El libro de su ex entrenador Hank Haney saldrá a la venta el 27 de marzo, una semana antes del Masters. Abordará sobre los seis años en los que Haney fue el entrenador de swing de Woods. Golf Digest publicó el martes un adelanto.

En el mismo, Haney detalla la fascinación de Woods con las militares, sobre todo con la fuerza especial de los Navy SEALs.

Cuando le preguntaron sobre el libro, Woods expresó seguir decepcionado con Haney. Cuando le preguntaron su reacción al adelanto, Woods respondió: "Bueno, ya he hablado de eso".

El agente de Woods, Mark Steinberg, dijo en un comunicado difundido el martes que Haney se ha hecho hacer "elucubraciones psicológicas", lo cual era "ridículo

"A causa de su padre, no es ningún secreto que Tiger siempre ha tenido un gran respeto por los militares, así que el que Haney tergiverse esa admiración y la convierta en algo negativo es una falta de respeto", dijo Steinberg.

El padre de Woods, Earl, era parte de las fuerzas especiales del ejército de Estados Unidos.

La conferencia de prensa en el PGA National se puso tensa cuando Alex Miceli, un redactor de Golfweek y colaborador del Golf Channel, le preguntó a Woods si consideró convertirse en un SEAL de la marina en el momento cumbre de su carrera.

"Ya he hablado de todo lo que está en el libro. Ya he comentado sobre todo, Alex", dijo Woods.

"Entonces me debo haber perdido tu respuesta a esa pregunta", replicó Miceli.

"Bueno, ya he hecho comentarios sobre el libro. ¿Está eso en el libro? ¿Está en el libro?" dijo Woods.

Miceli respondió que no había leído el libro.

"Eres un fenómeno, ¿lo sabías?" dijo Woods, mientras intentaba sonreír.