Pregúntele a Starlin Castro sobre lo que quiere mejorar durante la pretemporada, y el estelar torpedero de los Cachorros de Chicago no duda ni por un segundo.

"Mi defensa", contesta el dominicano.

En sus menos de dos temporadas completas en Grandes Ligas, la defensa ha sido la gran falla de Castro. El campocorto bateó .300 en 463 turnos al bate en su año de novato, y la temporada pasada conectó .307 y fue líder de la Liga Nacional con 207 hits.

También fue líder de la Nacional con 29 errores, para llegar a 56 en dos temporadas. Castro es uno de los responsables de que los Cachorros hayan tenido la peor defensa en las mayores en esos dos años, con 260 errores.

El nuevo manager Dale Sveum y sus coaches han enfatizado en la defensa esta pretemporada, en busca de enderezar un equipo que tuvo marca de 71-91 en 2011 y terminó quinto en la División Central.

"Ese es probablemente nuestro mayor obstáculo", comentó Sveum. "La defensa es todo, ya sea (la práctica de los pitchers), lanzar y atrapar la pelota, lanzar a la base correcta y hacer los relevos correctos".

Y la parte más importante es lograr una mejoría en su estelar torpedero de 21 años.

Sveum trabajó con Castro en los primeros días de la pretemporada, y lo interrumpió al verlo fildear varias roletas para aconsejarle que "ataque el terreno" cuando batean en su dirección, en lugar de esperar que la pelota llegue hacia él.

"Es un proceso", señaló Sveum ese día. "Vi muchas cosas que tiene que mejorar".

En los días siguientes, Sveum trabajó con Castro para que coloque los hombres en la posición correcta para realizar buenos lanzamientos; reducir el movimiento de su cabeza; y elegir más rápido el blanco al que desea tirar.

A comienzos de esta semana, Sveum indicó que está optimista por la mejoría que ha visto.

"Ha estado mejor en los últimos días", dijo el manager. "Es un trabajo constante, eliminar algunas malas mañas que arrastra desde hace tiempo".