Brook Lopez no jugó casi los dos primeros meses de la temporada porque se había fracturado el pie derecho y los Nets de Nueva Jersey le permitieron regresar como titular.

Mientras que el jugador de 2,13 metros de altura finalmente disputó sus dos primeros partidos la semana anterior su actuación fue limitada a minutos y se mantuvo inactivo entre los partidos. Durante el Juego de Estrellas tuvo oportunidad de descansar aún más hasta que finalmente se le dejó libre en la cancha.

López anotó 38 puntos, inclusive encestó los tiros libres que significaron la ventaja definitiva cuando quedaban 42 segundos por jugar, y los Nets obtuvieron el martes por la noche una victoria de 93-92 sobre los Mavericks de Dallas.

"Parece como si le hubiéramos quitado las esposas. No le pusimos un minuto de restricción", dijo el entrenador de Nueva Jersey, Avery Johnson. "Tuvo un buen reposo durante el receso y lo estuvimos cuidando", apuntó.

Los dos tiros libres de López ocurrieron justo después de que los Mavericks habían tomado la ventaja con un ataque de 13-2 después de fallar 14 tiros de campo consecutivos.

La canasta de tres puntos de Jason Kidd desde el ala derecha seis segundos antes había puesto a Dallas adelante por 92-91.

Jason Terry forzó un balón perdido cuando quedaban 18 segundos en el reloj, y Dallas pidió un tiempo fuera. Kidd tuvo entonces el balón en la esquina izquierda, pero lo perdió ante la presión de DeShawn Stevenson. Kidd lo recuperó pero su disparo cuando sonaba el fin del juego se quedó corto.

Stevenson, quien antes del juego recibió su anillo de campeonato de la NBA por parte de los Mavericks, alzó ambos brazos celebrando el final del juego.

"Es muy difícil con Dirk (Nowitzki). He estudiado esa jugada unas 1.000 veces, así que hice la finta y él hizo pase a Jason Kidd", dijo Setevenson, quien dejó Dallas como agente libre. "Yo iba a saltar y tenía la mano en el balón, saque la victoria de esta situación", apuntó.

Los 38 puntos de López, uno menos de su número máximo de anotaciones en su carrera, fueron la cifra más alta que logra un jugador contra los Mavericks desde los 37 que consiguió LeBron James con Miami al inicio de la temporada el día de Navidad.

Anthony Morrow logró 15 puntos para los Nets, mientras que Deron Williams consiguió 15 unidades y 12 rebotes.

"Brook estuvo fenomenal esta noche. Nos impulsó desde el principio. Con él de regreso, somos un equipo diferente", expresó Williams. "Yo no me encontraba (en la cancha) en cambio Brook sí", apuntó.

Nowitzki tuvo 24 puntos a pesar de que acertó siete de 19 disparos de campo y siete de 11 tiros libres.

En Chicago, Derrick Rose se enfiló hacia la esquina, recibió pase de Joakim Noah en una jugada que han practicado durante los entrenamientos y sacó un disparo elevado con salto. El balón rebotó en el aro pero finalmente entró.

Rose anotó el martes 32 puntos, incluida la canasta de la ventaja definitiva cuando faltaban 19,4 segundos, y los Bulls de Chicago cerraron el partido con un parcial de 8-0 para vencer por 99-95 a los Hornets de Nueva Orleáns.

Rose fue el salvavidas de los Bulls en lo que fue unpartido flojo, el primero desde el Juego de Estrellas. Rose logró 32 puntos, seis en la última parte que siguieron a 13 consecutivos de los Hornes, que se habían puesto en ventaja de cuatro unidaes.

"Siempre practico disparos difíciles como ése todo el tiempo en los entrenamientos, eso me da confianza para hacerlos cuando los necesito en juego", expresó. "Los practico al final de los entrenamientos. Me echo para atrás e intento disparar la pelota con una parábola lo más elevada que pueda", apuntó.

Después de que perdieran a Chris Paul y sufrieran la inactividad de otros jugadores importantes debido a lesiones, los Hornets, con foja de 8-26, estuvieron a punto de lograr una de sus mayores victorias.

Habían ido a Nueva York antes del receso y neutralizaron a Jeremy Lin y los Knicks y ahora amenazaron con derrotar a un equipo que los venció por 90-67 hace tres semanas en Nueva Orleáns.

"Debimos haber ganado el partido", expresó el entrenador de Nueva Orleáns, Monty Williams. "Hay que cerrar con la victoria partidos como éste", agregó.

Los Hornets sorprendieron a los Bulls al anotar 13 puntos consecutivos cuando faltaban 1:26 minutos, con lo que pasaron de perder por nueve a ganar por cuatro. Al final, Rose rescató a Chicago.

El venezolano Greivis Vásquez logró 12 puntos, dos rebotes y tres asistencias para Nueva Orleáns y su compañero mexicano Gustavo Ayón se fue con 16 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias.

En otros partidos: Boston venció a Cleveland 86-83; Indiana le ganó a Golden State 102-78; Filadelfia derrotó a Detroit 97-68; Houston superó a Toronto 88-85;

Milwaukee ganó a Washington 119-118; Sacramento venció a Utah 103-96, y Minnesota derrotó a L.A. Clippers 109-97.