Un juez rechazó un pedido de los fiscales federales de interrumpir todas las actividades en Brasil de la firma Chevron Corp. y el contratista de perforación Transocean Ltd.

El fallo sobreviene dos meses y medio después que los fiscales presentaron una orden de cesación para Chevron y Transocean debido a daños ambientales causados por una filtración de petróleo frente a las costas de Río de Janeiro en noviembre del 2011.

El juez federal Raffaele Felice Pirro dijo en su fallo que no veía que las actividades de las dos compañías representaran un "peligro real e inminente para la sociedad" como habían aducido los fiscales.

Agregó que la prohibición castigaría a las dos firmas antes de que pudiesen defenderse ante la justicia.

Ni los fiscales ni Chevron formularon declaraciones inmediatamente.