La inflación en los 17 países de la zona de euro se moderó inesperadamente en enero, en una señal adicional de que el debilitamiento de la economía ha comenzado a reducir su presión en los precios.

Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, dijo que la inflación en la eurozona ha bajado al 2,6% anual en enero del 2,7% en el mes. En su cálculo previo del mes, Eurostat indicó que no se había registrado cambio con respecto a diciembre.

La oficina de estadísticas difundirá el jueves su cálculo preliminar del avance de los precios en febrero. Si la inflación ha retrocedido otro poco, el Banco Central Europeo podría decidir en los próximos meses otra reducción de las tasas de interés.

El BCE efectuará la próxima semana su reunión mensual en la que analiza posibles adopciones de medidas y las expectativas de los expertos es que la institución mantendrá sin variación su tasa de interés básica, que en la actualidad se ubica en 1%.