Un reportero español que estaba atrapado en medio de la violencia en Homs logró escapar a Líbano el miércoles, mientras las fuerzas sirias avanzan sobre un vecindario de la ciudad en manos de los rebeldes para "limpiarlo", según amenazó un funcionario.

La operación suscitó temores de gran despliegue para retomar toda la ciudad que se ha convertido en símbolo del levantamiento contra el presidente Bashar Assad.

Javier Espinosa, que trabaja para el diario El Mundo, era uno de los cuatro reporteros extranjeros atrapados en el vecindario rebelde de Baba Amr desde la semana pasada, cuando un ataque del ejército mató a dos periodistas occidentales e hirió a dos más.

Su colega Mónica García Prieto informó que Espinosa cruzó la frontera hacia Líbano. Agregó que dos periodistas franceses, Edith Bouvier y William Daniels, permanecen en Baba Amr. El gobierno francés confirmó el miércoles esta información. Bouvier y Conroy resultaron heridos la semana pasada en el mismo ataque que mató a la periodista estadounidense Marie Colvin y el fotógrafo francés Remi Ochlik.

El martes, rebeldes sirios ayudaron a salir del país a Paul Conroy, uno de los cuatro periodistas, cruzando la frontera con el Líbano. Los activistas dijeron que 13 sirios involucrados en la operación de rescate murieron durante el proceso.

Los activistas dijeron que las fuerzas del régimen descubrieron un túnel de casi 2 kilómetros (1,5 milla) que aquellos usaban para llevar gente, alimentos y medicinas a Baba Amr.

Las fuerzas del gobierno han cañoneado intensamente la ciudad, particularmente el vecindario de Baba Amr controlado por los rebeldes, durante más de tres semanas con tanques, artillería y cohetes. Tres periodistas occidentales se encuentran entre 100.000 residentes sitiados en Baba Amr.

Un funcionario sirio amenazó el miércoles que "limpiarían" Baba Amr en el término de horas. Habló bajo la condición reglamentaria del anonimato. El anuncio podría anunciar el comienzo de una operación de infantería, pero era imposible tomar contacto con residentes y activistas en el lugar.

El gobierno estadounidense citó al enviado diplomático sirio en Estados Unidos para manifestar indignación por la ofensiva en Homs. El departamento de estado dijo que su máximo representante para el Oriente Medio, Jeffrey Feltman, se reunió con Zuheir Jabbour, el funcionario de mayor rango en la embajada siria en Washington.

Homs, la tercera ciudad siria con un millón de habitantes, ha devenido el núcleo de la resistencia contra el gobierno impulsada en parte por desertores del ejército que buscan desalojar a Assad por la fuerza.

La secretaria de estado norteamericana Hillary Rodham Clinton dijo el martes a legisladores que a Assad le cuadra la calificación de criminal de guerra.

La directora de asuntos humanitarios de la ONU, Valerie Amos, dijo que Siria le ha negado reiteradamente sus solicitudes de visita. La ONU ha designado al ex secretario general Kofi Annan como su enviado a Siria, pero un funcionario sirio dijo que el gobierno todavía no ha decidido si lo dejará entrar en el país.

Naciones Unidas calcula que más de 7.500 personas han muerto desde que comenzó la sublevación en marzo de 2011.

______

El periodista de The Associated Press Albert Aji colaboró desde Damasco.

______

Bassem Mroue está en Twitter como @bmroue