Francia alargó su racha invicta a 18 partidos al derrotar el miércoles 2-1 a Alemania, en un amistoso que envió un mensaje sobre las aspiraciones de "Les Bleus" de cara a la Eurocopa.

Ambas selecciones jugaron sin figuras claves, pero Francia exhibió más imaginación en un partido que no estuvo al nivel de otros clásicos entre las dos potencias.

Oliver Giroud, el máximo artillero de la liga francesa, abrió la cuenta por "Les Bleus" a los 21 minutos y Florent Malouda anotó el segundo a los 69, siete minutos después de salir de la banca.

Cacau, un brasileño naturalizado alemán, descontó en tiempo de compensación.

Francia no ha perdido desde que cayó 2-0 ante España el 3 de marzo de 2010.