La secretaria de Estado Hillary Clinton dijo el miércoles que no ve intención de Colombia de invitar a Cuba a la próxima Cumbre de las Américas.

"No creemos que hay intención de invitar a Cuba. Compartimos abiertamente nuestra opinión al respecto", dijo al responder a una pregunta sobre la posible presencia de la isla comunista en la reunión presidencial, a celebrarse en abril en Cartagena, ciudad del Caribe colombiano.

Cuba "no cumple con la definición de países democráticos en el hemisferio. En este momento, no vemos fundamento ni intención alguna de invitar a Cuba", agregó Clinton durante una audiencia del comité de relaciones exteriores de la cámara baja.

Los líderes de las ocho naciones de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) han insistido en su pedido para que Colombia, anfitrión del encuentro, extienda una invitación a Cuba a ese encuentro regional.

Aunque los países del ALBA han amenazado con boicotear la Cumbre, estos todavía no han decidido ausentarse en caso de que el país caribeño no sea convocado. El ALBA, conformado en el 2004, tiene por miembros, además de Cuba, a Venezuela, Ecuador, Bolivia, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Dominica y Nicaragua.

La Cumbre de las Américas nació en 1994 y tradicionalmente participaron los países miembros de la OEA — Latinoamérica y el Caribe más Estados Unidos y Canadá — pero no Cuba, excluida del foro interamericano en 1962 por presiones de Washington, que no considera a la isla como una nación democrática.

Los promotores de la presencia Cuba argumentan que la Cumbre de las Américas no es un organismo de la OEA.