Funcionarios de la ciudad en Fremont, Nebraska, dijeron que recurrirán el fallo de una jueza que anuló parte de su controvertida ordenanza de inmigración.

El martes en la noche, el consejo municipal aprobó por unanimidad impugnar la decisión.

El alcalde de Fremont, Scott Getzschman, dijo que la ciudad también tiene planes para comenzar a aplicar el requisito de que los empleadores utilicen el sistema E-Verify para detectar inmigrantes que no tengan permiso de estar en el país.

La jueza federal Laurie Smith Camp anuló la semana pasada parte de la ley que habría prohibido albergar a inmigrantes ilegales. Sin embargo, la jueza dejó vigente otra parte de la ordenanza que obliga a los potenciales inquilinos a mostrar su ciudadanía o condición migratoria.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles de Nebraska anunció planes para recurrir la parte del fallo que deja vigente aspectos de la ordenanza.

El grupo presentó la demanda federal a favor de cinco inquilinos, dos arrendadores y dos empresas en Fremont.