La empresa petrolera española Repsol anunció el miércoles una caída de 29% en sus beneficios en el último trimestre, debido en buena parte a que sus actividades de extracción fueron interrumpidas por la guerra en Libia.

La empresa dijo que los beneficios netos ajustados alcanzaron en el periodo octubre-diciembre 355 millones de euros (478 millones de dólares) en comparación con los 499 millones de euros del mismo trimestre de 2010.

Repsol YPF SA reanudó en octubre sus actividades de extracción después de que las suspendiera, cuando comenzó a mediados de febrero la revuelta en Libia. Antes de parar su extracción esta alcanzaba casi 350.000 barriles diarios.

La empresa afirmó que las huelgas de su filial en Argentina también mermaron las ganancias.