La tasa de crecimiento de la economía estadounidense en el último trimestre de 2011 fue levemente superior a la que se había reportado, lo mismo que los ingresos individuales, informó el miércoles el gobierno.

Esto sentaría la base para mayor crecimiento este año.

El Departamento de Comercio dijo que la economía creció a un ritmo anual del 3% en el trimestre octubre-diciembre, superando tanto el cálculo previo del 2,8% como el crecimiento de 1,8% registrado en el tercer trimestre.

El índice de crecimiento fue revisado en alza porque los consumidores gastaron más de lo calculado en un principio, y las empresas no redujeron tanto sus gastos. Además, las importaciones crecieron menos.

El informe indicó además que los ingresos personales en el segundo semestre del año pasado aumentaron más de lo pronosticado, al igual que el ahorro de las familias estadounidenses.

Gran parte del crecimiento en el cuarto trimestre se debido a que las empresas se apresuraron a reponer sus inventarios, ya que muchas de ellas lo redujeron durante el estío por creen que la economía volvería a entrar en recesión.

Los economistas pronosticaron un crecimiento al ritmo anual del 2% en el primer trimestre del 2012, según un sondeo de la entidad National Association of Business Economics. Ese crecimiento alcanzará el 2,4% en la totalidad del año, frente al 1,7% en el 2011, según el sondeo.

Las fábricas estadounidenses aumentaron su producción el mes pasado y diciembre fue su mejor mes en cinco años. La confianza consumidora saltó al mismo tiempo en febrero a su mayor nivel en un año, indicio que los estadounidenses estaría dispuesto a abrir nuevamente sus carteras. El gasto consumidor suma el 70% de la actividad económica en Estados Unidos.

La economía se vio afectada en el último trimestre por una gran contracción en los gastos gubernamentales de defensa, y ese factor volverá a repetirse en el actual trimestre, según creen muchos economistas.