Dwyane Wade dijo que se disculpó con Kobe Bryant el domingo durante el Juego de Estrellas de la NBA al ver que le había lastimado la nariz al propinarle una fuerte falta.

Wade indicó que también el envió un mensaje de texto a Bryant, en el que le dijo que no había querido causarle daño. Los Lakers de Los Angeles anunciaron que Bryant se fracturó la nariz en la jugada.

Wade habló varios minutos sobre el tema el martes después de una práctica del Heat de Miami, y aseguró que la jugada no fue intencional y que se trató de algo "desafortunado". Agregó que jamás intentaría lesionar a propósito a otro jugador.

"No me importa cómo me retraten (en los medios)", dijo Wade. "Es algo desafortunado, obviamente. No quiero nunca lastimar a nadie en este deporte, especialmente en una jugada de mala suerte como esa".

"Es desafortunado, le mando mis disculpas", agregó. "Pero no fue intencional. Si fuera algo que hice en forma intencional, sería otra cosa".

El Heat jugará el domingo contra los Lakers en Los Angeles.