Venezuela está dispuesta a seguir suministrándole combustible a Siria y no le teme a las sanciones que pueda recibir por ello, afirmó el martes el ministro de Petróleo.

El titular del ramo Rafael Ramírez dijo que "Siria es un país bloqueado. Si requiere diésel y nosotros se lo podemos suministrar, no hay razón alguna para no hacerlo", dijo Ramírez a la prensa al asegurar que Venezuela está dispuesta a seguir apoyado al gobierno de Damasco, uno de sus estrechos aliados árabes.

La estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) le ha suministrado a Siria dos cargueros, "cada uno de 300.000 barriles", indicó el ministro que no precisó la fecha de los envíos.

Al ser preguntado sobre el riesgo de sanciones que podría recibir Venezuela por enviar combustible a Siria, Ramírez expresó que "nosotros no podemos determinar nuestra política externa por temor a las sanciones norteamericanas. Hemos dicho que no nos importa para nada de verdad".

"Nadie va a venir a imponernos a nosotros de forma extraterritorial sus planteamientos de política internacional", agregó.

Siria se encuentra actualmente sometida a sanciones internacionales por la violenta represión que se han presentado en ese país donde se han reportado miles de muertos.

El ministro venezolano alertó sobre las presiones que está generando en el precio del crudo las tensiones del Medio Oriente, y dijo que "más confrontaciones en zonas petroleras lo que va hacer es profundizar la terrible desestabilización que hay en el mercado petrolero mundial".

"Hay una ofensiva de los países consumidores, los más violentos, los Estados Unidos, los europeos, para hacerse sencillamente con las reservas de petróleo de los países africanos, los países árabes", acotó.

El valor del barril petrolero se ubicó este martes en 107 dólares alentado por las tensiones geopolíticas que se han generado entorno a Irán y su programa nuclear.

Al ser consultado sobre los suministros de combustible venezolano a Siria el presidente Hugo Chávez dijo a mediados de mes que Venezuela es una "país libre" para venderle petróleo a quien quiera, y que no acepta que le impongan condiciones en esa materia.

Chávez ha denunciado que Estados Unidos y sus aliados vienen infiltrando terroristas en Siria para generar violencia y derrocar al gobernante sirio, Bashar Al-Assad.

El mandatario ha asegurado que en Siria se estaría siguiendo un patrón similar al que se aplicó para deponer el gobierno de su estrecho aliado libio, el fallecido Moamar Gadafi.

En mayo del año pasado Estados Unidos impuso sanciones a PDVSA por negociar con Irán.

La estatal petrolera que quedó limitada para suscribir contratos con el gobierno estadounidense, recibir financiamiento de ese país para importaciones y exportaciones, y obtener licencias de exportación de tecnología sensible.

Las medidas no afectaron las ventas de petróleo que realiza Venezuela a Estados Unidos, que es su principal mercado.