Un ciudadano paquistaní, que estudió en una escuela secundaria del suburbio de Baltimore y está acusado de confabularse con el autoproclamado organizador de los ataques del 11 de septiembre de 2001 para hacer estallar tanques de combustible en Estados Unidos cumpliría no más de 25 años en prisión bajo un acuerdo con la fiscalía, según documentos militares publicados el martes.

Majid Khan se declararía culpable de cargos que incluyen conspiración, homicidio e intento de homicidio por una serie de complots posteriores al 11 de septiembre, convirtiéndose en el prisionero a quienes funcionarios estadounidenses consideran de "alto valor" en ser condenado en la prisión de la Bahía de Guantánamo.

No se han revelado detalles del acuerdo, pero un documento de sentencia publicado antes de la audiencia del miércoles de Khan establece los lineamientos amplios. Un jurado conformado por oficiales militares podría sentenciar a Khan a entre 25 y 40 años de prisión, pero la Autoridad Convocante, un oficial jurídico del Pentágono que supervisa los tribunales, acordaría no aprobar una sentencia que exceda 25 años.

Debido a que el acuerdo no ha sido publicado, aún no se conoce la sentencia exacta especificada en el mismo, y podría ser menos del máximo. Tampoco se conoce si Khan deberá testificar contra compañeros terroristas, como Khalid Sheikh Mohammed, el autoproclamado cerebro de los ataques del 11 de septiembre .

Sus abogados rechazaron hacer comentarios.