El Banco Central Europeo anunció el martes que ha suspendido el uso de bonos del gobierno griego como garantía para que las instituciones crediticias privadas accedan a créditos de sus bancos centrales nacionales.

El BCE dispuso la medida temporal en momentos en que Grecia incurre en una moratoria técnica mientras concreta la reducción de su deuda que negoció con los acreedores.

Standard & Poor's redujo el lunes a "impago selectivo" la calidad crediticia de Grecia, que está excesivamente endeudada, mientras ésta entrega a sus acreedores nuevos bonos por menor valor que los anteriores.

Este canje de bonos resultará en una importante reducción a la abultada carga de la deuda soberana griega.

La medida del Banco Central Europeo era esperada de un momento a otro debido a que la institución había dejado en claro durante meses que ya no podría recibir como garantía para nuevos préstamos bonos de un país en insolvencia.

El BCE dijo que las instituciones crediticias privadas a las que afecte la decisión sobre la garantía podrán pedir prestado a sus respectivos bancos centrales, de acuerdo con el programa de liquidez de emergencia.

Según el programa, el Banco Central Europeo aprueba los créditos que entreguen los bancos centrales nacionales, pero éstos tendrán que asumir el riesgo de cualquier pérdida.

El BCE dijo que reanudará la aceptación de los bonos griegos a mediados de marzo, cuando entre en vigencia en la Eurozona el programa para proporcionar garantía adicional a fin de proteger a la institución de pérdidas.

El programa de la garantía adicional fue elaborado por el BCE y los gobernantes de la Eurozona para satisfacer los requisitos de garantía de la institución y las necesidades de financiamiento en Grecia durante el canje de la deuda.