Las empresas estadounidenses redujeron en enero sus gastos en maquinaria y pertrechos tras expirar una exención fiscal, con lo que los pedidos en cartera de las fábricas estadounidenses cayeron a su nivel más bajo en tres años.

Los pedidos de bienes duraderos bajaron el mes pasado un 4%, anunció el martes el Departamento de Comercio.

Una razón importante por la baja fue la demanda de los llamados bienes de capital esenciales, considerados un buen índice de los planes de inversiones y que se contrajeron un 4,5%, la mayor baja en un año.

Los economistas atribuyeron gran parte de la baja de enero a la conclusión del crédito fiscal. Destacaron que la demanda de bienes de capital esenciales llegó en diciembre a su mejor nivel gracias más empresas solicitaron el crédito fiscal. Muchos dijeron que la tendencia subyacente sigue siendo sólida y pronosticaron nuevas inversiones empresariales en los próximos meses.

"No vemos prueba alguna de desaceleración en la economía industrial, por lo que pronosticamos un repunte en febrero y la reaparición de la tendencia alcista en los próximos dos meses", dijo Ian Shepherdson, economista jefe de la firma High Frequency Economics.

Los bienes duraderos son productos de elevado precio y una vida útil de por lo menos 3 años, e incluyen desde electrodomésticos a automóviles, maquinaria pesada y aviones.

Por otra parte, le precio de la vivienda cayó en diciembre por cuarto mes consecutivo en las principales ciudades estadounidenses, y los moderados repuntes en el sector no han logrado encarecer los precios.

El índice del precio de la vivienda Standard & Poor's/Case-Shiller mostró que los precios bajaron en diciembre respecto a noviembre en 18 de las 20 ciudades analizadas. Las bajas más pronunciadas ocurrieron en Atlanta, Chicago y Detroit. Miami y Phoenix fueron las únicas ciudades en las que subió la vivienda.

La baja refleja en parte la contracción habitual en los meses invernales del hemisferio norte.