Con 52% de rechazo, el ex presidente conservador Gonzalo Sánchez de Lozada es el político más resistido en Bolivia seguido por el actual mandatario Evo Morales con 36%, según una reciente encuesta.

El estudio divulgado el lunes fue realizado en las cuatro ciudades más grandes del país por la consultora Ipsos para el diario Página Siete de La Paz. El sondeo consultó a los encuestados por cuál político nunca votarían en las urnas.

En tercer lugar se ubicó el actual vicepresidente Alvaro García con 24% de rechazo; seguido por el ex mandatario Jorge Quiroga (2000-2001) con 21%, Manfred Reyes Villa, último rival electoral de Morales, con 20% y con 15% el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, de la oposición.

Sánchez de Lozada, de 81 años, se refugió en Estados Unidos en octubre de 2003 tras una revuelta popular que le obligó a renunciar a su segundo mandato tras la muerte de 63 manifestantes. Tiene un juicio de responsabilidades pendiente por esas muertes. El actual gobierno gestiona su extradición.

El estudio en cuestión consultó a 800 personas de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz y tiene un margen de error de 3,39%.