Mitt Romney luchaba por evitar la vergüenza de una derrota en su estado natal en una crucial primaria de Michigan, que no decidirá quién será el candidato republicano a la presidencia, pero que podría indicar la tendencia una semana antes de las elecciones en 10 estados ahora conocida como Súper Martes.

Su rival Rick Santorum está buscando una inusual coalición del activistas del tea party, conservadores religiosos y demócratas que ayude a vencer a Romney y le ayude a recuperar el impulso en una batalla electoral cada vez más acalorada.

La víspera de las primarias de Michigan, Romney y Santorum intercambiaron insultos en una contienda por la nominación republicana a la presidencia que se ha caldeado y alargado tanto que funcionarios del partido temen dañe las perspectivas de ganar la Casa Blanca.

Santorum, un ex senador de Pensilvania, confirmó en vísperas de las primarias republicanas haber enviado mensajes telefónicos automáticos que alentaban a los demócratas de Michigan para votar en contra de su rival Romney, ex gobernador de Massachusetts.

"Vamos a obtener a los votantes que necesitamos para poder ganar esta elección. Y vamos a hacerlo aquí en Michigan hoy", dijo el martes Santorum al preguntársele sobre las "llamadas automáticas".

Al ser entrevistado el martes por Fox News Channel, Romney dijo que las llamadas eran "indignantes y vergonzosas una terrible jugada sucia". Acusó a Santorum de "hacer equipo con la gente de Barack Obama" para dañar su campaña.

"Este es el nivel más bajo al que ha caído su campaña y eso dice algo", dijo Romney a Fox News, y agregó que la llamada automatizada suena como si viniera de sindicatos y demócratas.

El ex senador de Pensilvania sugirió que Romney hizo prácticamente lo mismo al cortejar a votantes independientes antes de la primaria republicana en New Hampshire. Y acusó a su rival de emplear su propio "truco sucio" al realizar llamadas automáticas con una grabación de Santorum apoyando a Romney antes de las elecciones de 2008.

"No me quejé al respecto. No me quejo. ¿Saben? Soy un adulto. Puedo asimilarlo", dijo Santorum.

Sólo los republicanos de Michigan pueden votar en la primaria del martes, pero las reglas del partido permiten que los electores cambien temporalmente su afiliación en el acto. La potencial participación de demócratas agrega un nuevo giro a una contienda que de antemano se espera tenga implicaciones importantes para las aspiraciones de Romney.