La explosión de una bomba el lunes frente a las oficinas centrales del monopolio de importación de petróleo de Nepal dejó tres personas muertas y cinco heridos en el primer ataque importante en la capital en cuatro años, informó la policía.

Nepal Oil Corporation ha sido criticada por incrementar los precios de la gasolina, el diesel y el gas de uso doméstico, pero no había sido objeto de violencia.

Ningún grupo se había adjudicado la autoría del atentado del lunes, dijo el oficial de policía Devendra Subedi.

El distrito central de Babarmahal en Katmandú, donde están situadas un gran número de oficinas gubernamentales, está generalmente resguardado tanto por la policía como por soldados y está lleno de burócratas y visitantes. Asimismo, está situado cerca del complejo fortificado Singhadurbar, donde se encuentra la oficina del primer ministro y los ministerios importantes.

Dos personas murieron en el lugar y una más sucumbió debido a sus heridas en el hospital, dijo Subedi.

La explosión dañó motocicletas y la puerta principal de la corporación. La policía acordonó la zona para realizar su investigación.

Nepal Oil Corporation tiene el monopolio de la importación y distribución de productos derivados del petróleo en Nepal. La escasez de combustible han sido constantes en los meses pasados. La gente se ha visto forzada a esperar horas para obtener gasolina y diesel racionalizado para sus vehículos y/o comprar gas de uso doméstico en el mercado negro.

Hasta el momento el gobierno no había emitido comentarios. El ministro del Interior Bijay Gachchedar visitó el lugar de la explosión pero no dio declaraciones a los periodistas.