El regreso de Billy Crystal ayudó a impulsar la cantidad de espectadores para la entrega de los Oscar pero no lo suficiente para evitar una rareza de la televisión: Los Oscar no fueron los premios más vistos este mes.

La compañía especializada en conteo de audiencias The Nielsen Co. calculó el lunes que 39,3 millones de personas vieron los Oscar en ABC el domingo por la noche, una cantidad superior a los 37,9 millones de espectadores que vieron la muy criticada ceremonia de 2011 en la que James Franco y Anne Hathaway compartieron la conducción.

Crystal fue convocado después de que Eddie Murphy, quien había sido considerado originalmente como conductor, se retirara. Es la novena ocasión que Crystal ha hecho este trabajo y con éxito, a pesar de que se temía que "The Artist" no atraería a muchas personas.

Nielsen dijo 39,9 millones de personas vieron los Grammy en CBS el 12 de febrero. La enorme cantidad de audiencia podría deberse a la popularidad de la ganadora de la noche, Adele, y a la curiosidad sobre la forma en la que los productores de los Grammy enfrentarían la muerte de Whitney Houston, ocurrida justo un día antes de la ceremonia.

Esta es la segunda ocasión desde que las dos premiaciones se transmiten por televisión que los Grammy tienen una audiencia mayor a los Oscar. Debajo del Super Bowl, los Oscar suelen ser la segunda transmisión en vivo más vista en el año en la televisión estadounidense.

En 1984, cuando Michael Jackson fue el gran ganador de los Grammy, el programa tuvo un total de 51,7 millones de espectadores. Los Oscar de ese año, cuando "Terms of Endearment" se alzó como la mejor película, sumaron 42,1 millones de espectadores, dijo Nielsen.

La compañía de análisis de sitios de socialización Trendrr estimó que hubo unos 4,2 millones de acciones en las redes sociales durante los Oscar del domingo, incluyendo tuits en el Twitter y mensajes publicados en Facebook.

Esto fue más del doble de los 2,02 millones que se estimaron el año pasado en los Oscar, dijo Trendrr. Lo anterior ilustra el crecimiento de los sitios de socialización, así como la tendencia de la gente a comentar la premiación en internet con sus amigos mientras comparten la experiencia de ver la televisión, dijo Chris Thonis, vocero de Trendrr.

A pesar de esto, la cifra fue mucho menor a los 17,47 millones de actividades en los sitios de socialización durante el Super Bowl de comienzos del mes, y los 17,12 millones que sumaron los Grammy, agregó.

Los Grammy se han convertido más en una especie de concierto que en una premiación en los últimos años, lo que ha hecho que aumenten sus niveles de audiencia en la televisión y le den mucho de qué hablar a los espectadores.

"Había encabezados geniales para los Grammys de este año en comparación con los Oscar, que no tuvieron tantas historias", dijo Thonis.