La secretaria del departamento de seguridad nacional estadounidense Janet Napolitano inicia el lunes en Guatemala una gira por varios países de Centroamérica y México.

Napolitano viaja acompañada del sub comisionado de aduanas y protección fronteriza, David Aguilar, y el sub secretario para asuntos internacionales de seguridad nacional, Alan Bersin, para discutir como efectuar un trabajo más seguro en diferentes áreas, según un comunicado de la embajada estadounidense en Guatemala.

Tiene programada una reunión con el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina.

Posteriormente viajará a El Salvador, Costa Rica, Panamá y México concluyendo su gira por centroamérica el 29 de febrero.

No se han definido los temas de la agenda. Por el momento, Estados Unidos no ha mencionado si hablarán sobre el tema de la despenalización de las drogas propuesta por Pérez Molina.

Sin embargo, el ministro de relaciones exteriores, Harold Caballeros, se reunió con Napolitano y la secretaria de estado Hillary Clinton la semana pasada para pedir el leventamiento de las restricciones a la ayuda militar y el otorgamiento de un TPS a los ciudadanos guatemaltecos.

Guatemala insiste en que la asistencia a su ejército tiene una importancia especial dado el auge que ha experimentado en América Central el crimen organizado, a raíz de los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos financia en México y Colombia.

La ayuda militar estadounidense fue eliminada en 1978 por el presidente Jimmy Carter (1977-1981) dadas las violaciones a los derechos humanos atribuidas a las fuerzas armadas en medio de la guerra civil que asoló Guatemala durante 36 años, hasta que en 1996 las guerrillas marxistas y el gobierno firmaron un acuerdo de paz.

Sobre el otorgamiento de un TPS a los ciudadanos guatemaltecos, Clinton dijo recientemente que simpatizaba con la idea pero que era una decisión de la secretaria del departamento de seguridad nacional.

El TPS es un estatus migratorio especial que otorga el gobierno estadounidense el cual permite residir y trabajar de forma temporal a personas de países afectados por catástrofes naturales. Los ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador gozan de TPS otorgado por el gobierno norteaméricano.

El predecesor de Caballeros en el cargo, Haroldo Rodas, planteó a Clinton el tema de la ayuda militar y el TPS hace exactamente un año en la capital estadounidense.