Octavio Dotel no lo niega. Está fascinado con el récord que está a punto a fijar, sin darle importancia a que corresponda al de un trotamundo y no al de una estrella.

Cuando Dotel tenga su primera aparición esta temporada con los Tigres de Detroit, el relevista dominicano se convertirá en el primer pelotero en la historia que ha visto acción en un juego con 13 equipos diferentes.

Si ha estado saludable, el derecho siempre ha respondido a la largo de su carrera, pese a sus constantes mudanzas de ciudad debido a transacciones a mitad de campaña y decisiones en el mercado de agentes libres.

Luego de un breve paso con San Luis, que terminó con su primer campeonato de Serie Mundial la pasada temporada, Dotel firmó con los Tigres y así está en posición de establecer el récord.

"Lo sabía y era lo que buscaba", dijo Dotel soltando una carcajada. "Me pone contento. Bueno o malo, cualquier récord es importante".

Dotel debutó en las mayores como un pitcher abridor con los Mets en 1999. Fue transferido a Houston de inmediato en el canje en el que Mike Hampton pasó a Nueva York. Su ciclo de cuatro temporadas y media es por lejos el más largo en un solo equipo, luciéndose como relevista.

Le tocó irse a Oakland en 2004 como parte del canje entre tres equipos y en el que los Astros obtuvieron a Carlos Beltrán. Dotel se anotó 36 rescates ese año con los Astros y los Atléticos, pero se tuvo que operar el codo en 2005 y ha sido un nómada desde entonces.

Luego de lanzar apenas 10 innings con los Yanquis en 2006, Dotel siguió con Kansas City, Atlanta y los Medias Blancas. Después de dos años con Chicago, Dotel firmó con Pittsburgh antes de la campaña de 2010, pero los Piratas lo traspasaron a los Dodgers y éstos luego lo enviaron a Colorado.

Sus cinco entradas y un tercio en ocho apariciones con los Rockies reflejan su servicio más corto con un equipo.

La siguiente parada fue en Toronto y finalmente San Luis, donde fue al montículo en 12 ocasiones durante la postemporada de 2011.

"Conozco muchos estadios en ambas ligas, es que he estado por todas partes", dijo Dotel.

Según las cuentas de STATS, el pitcher de 38 años está empatado actualmente con Matt Stairs, Mike Morgan y Ron Villone con 12 equipos. Stairs se retiró la pasada campaña tras completar su carrera con Washington.

Entre los jugadores activos, el relevista mexicano Dennys Reyes suma 11 equipos y podría llegar a 12 si logra ganarse una plaza con Baltimore.

Otros dos relevistas, el dominicano Miguel Batista (Mets) y Brett Tomko (Cincinnati) acumulan 10 equipos, al igual que el abridor panameño Bruce Chen (Kansas City). El primera base Russell Branyan también lleva 10 y fue invitado a la pretemporada de los Yanquis.

"Para mí es una bendición haber estado en tantos lugares y haber conocido a tanta gente", dijo Batista, de 41 años. "El año pasado me tocó jugar con cinco individuos cuyos padres fueron colegas míos en el mismo equipo. Es algo tremendo".

Es normal que un relevista salte de un equipo a otro. Es frecuente que tengan giros bruscos en sus desempeños. Los equipos no son partidarios de dar contratos a largo plazo para armar un buen bullpen.

En Detroit le tocará contribuir dentro de un grupo de relevistas que incluye a sus compatriotas José Valverde (cerrador) y Joaquín Benoit (preparador).

"Creo que será una importante adición a nuestro equipo, otro veterano en un bullpen que sabe lo que debe hacer. Ha estado en buenos equipos, tiene una energía positiva. Es una buena persona", dijo el manager de los Tigres Jim Leyland.