El ejército de Siria reanudó el martes sus ataques de artillería contra poblados y ciudades en la región central — escenario de agitación interna_, un día después de la muerte de 144 civiles en diversas partes del país, dijeron activistas.

Al menos cuatro civiles perecieron y decenas resultaron heridos, muchos de ellos de gravedad, en la ofensiva del martes contra la ciudad de Halfaya, en el centro del país, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. Los Comités Locales de Coordinación, otro grupo activista, dijo que 20 personas perdieron la vida y 100 resultaron heridas en la ciudad.

Ambos grupos dijeron que fuego intenso de artillería caía sobre el vecindario de Baba Amr, que está en poder de los rebeldes en la ciudad de Homs, centro del país. Los Comités Locales de Coordinación dijeron que 12 personas habían muerto en Homs.

El lunes, los Comités Locales de Coordinación dijeron que 144 civiles perdieron la vida a manos de las fuerzas de seguridad en diversas localidades en Siria, muchas de ellas cuando intentaban huir en Baba Amr.