El antesalista Ryan Zimmerman y los Nacionales de Washington acordaron añadir a su contrato 100 millones de dólares en seis años, además de una cláusula para vetar canjes, informó el domingo una fuente al tanto de las negociaciones.

La fuente le dijo a The Associated Press acerca del acuerdo a condición de guardar el anonimato porque no se ha hecho un anuncio oficial.

Zimmerman, de 27 años, ya estaba contratado para 2012 y 2013, y aún faltaba pagarle 26 millones de dólares del contrato por 45 millones y cinco años que firmó al principio de la campaña de 2009. Ahora tiene garantizados 126 millones de dólares las próximas ocho temporadas hasta 2019, con una opción del club para retenerlo en 2020.

Ni el equipo ni el pelotero quisieron confirmar el acuerdo. Pero cuando se dirigía el domingo a un entrenamiento de pretemporada en Viera, Florida, Zimmerman dijo: "Deberíamos poder tener algo oficial hoy más tarde".

Cuando se le preguntó el domingo a Mike Rizzo, gerente general de los Nacionales, sobre el contrato de Zimmerman, respondió: "Sólo estamos dándole algo de mantenimiento, con mucho cuidado y detalle. Pero va a quedar listo".

Ambas partes conversaron el sábado hasta muy avanzada la noche y lograron suficientes avances como para que Zimmerman ampliara un plazo autoimpuesto que coincidió con el arranque oficial ese día de los entrenamientos del equipo.

Quería que se completara el acuerdo ahora o postergar las conversaciones hasta después de la temporada, de forma que no fuera una distracción para los Nacionales, que esperan por fin ser competitivos en la división Este de la Liga Nacional.

Zimmerman ha participado en el Juego de Estrellas por la Liga Nacional y también ha ganado los premios Guante de Oro y Bate de Plata.

A raíz de lesiones, la campaña pasada se vio limitado a 395 turnos al bate en 101 partidos. Bateó para .289 con 12 jonrones, 21 dobles y 49 carreras producidas.

En su carrera, Zimmerman tiene promedio de .288, 128 cuadrangulares, 214 dobles, 498 carreras empujadas, .355 en porcentaje de mbasado, .479 de slugging y es considerado uno de los mejores antesalistas en las Grandes Ligas.