Miles de personas se tomaron de las manos y formaron el domingo una cadena humana de 16 kilómetros (10 millas) que rodeó el centro de Moscú en la protesta más reciente contra el primer ministro ruso Vladimir Putin.

Putin, presidente de 2000 a 2008, será candidato para un tercer período como jefe de estado en las elecciones del 4 de marzo. Se prevé que gane con facilidad, pero la oleada de protestas sin precedentes en su contra ha socavado su imagen como líder firme que gobierna con amplio apoyo público.

Según los activistas de la oposición, necesitarían en la protesta 34.000 personas para completar la cadena alrededor del Anillo Jardín (una vía de tránsito en el centro de Moscú) y al parecer lo habían logrado.

Numerosos partidarios de Putin también se desplegaron el domingo en el Anillo Jardín y se colgaron en el cuello letreros en forma de corazón que decían "Putin ama a todos".