Un incendio en la estación de investigación brasileña en la Antártida mató a dos miembros de las fuerzas navales y obligó a evacuar por helicóptero a 44 personas, informó el sábado la Armada de Brasil.

El incendio comenzó por la mañana en el cuarto de máquinas donde funcionan los generadores de electricidad de la estación Comandante Ferraz, informó la Armada en una declaración por correo electrónico.

Dos oficiales de la Armada en la base murieron y un tercero resultó herido por el incendio, dijo en un comunicado la oficina de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. La oficina agregó que la base será reconstruida.

Un comunicado previo de la Armada indicó que las 44 personas que estaban en la estación fueron transferidas por helicóptero a la base chilena Eduardo Frei.

En una segunda declaración, la Armada dijo que el mal tiempo obligó a suspender los esfuerzos para extinguir el fuego. Un equipo de bomberos fue evacuado a la base chilena y regresará una vez que el tiempo mejore.

En declaraciones a los periodistas, el ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, dijo que el fuego había "destruido completamente" la base. En su ciberpágina, el periódico Estado de Sao Paulo citó a un funcionario no identificado de la Armada brasileña afirmando lo mismo.

Un portavoz de la Armada, sin embargo, calificó las versiones de "infundadas". Aseguró que tan pronto como el tiempo mejore evaluarán los daños del incendio causado a la estructura de la estación.

El portavoz se negó a ser identificado porque no estaba autorizado a hablar sobre el asunto.

Por otra parte, el vocero confirmó un informe publicado el sábado en la ciberpágina de Estado de Sao Paulo, de que una barcaza que transportaba gasoil a la estación se hundió durante una tormenta en diciembre.

Según el periódico, la barcaza transportaba 10.000 litros (2.640 galones) del combustible en su tanque de almacenamiento cuando volcó y se hundió a unos 900 metros (3.000 pies) de Comandante Ferraz.