REDACCIÓN DEPORTES.- El parador en corto dominicano de los Cachorros de Chicago, Starlin Castro, mantiene que es inocente de la acusación de abuso sexual que hizo una mujer hizo en su contra y admitió que la situación que vive le ha dado una gran lección.

Aunque por el momento no se ha presentado ningún cargo, la policía de Chicago se mantiene investigando sobre un presunto asalto sexual el pasado 28 de septiembre, y Castro, de 21 años de edad, destacó que ya ha hecho todo lo que debe para limpiar su nombre.

"He cooperado con la Policía en todo lo necesario", destacó Castro en el primer día de entrenamientos de los Cachorros. El pelotero dominicano tuvo una reunión de siete horas el pasado 10 de enero con la policía.

Agregó que "no tengo mucho que decir acerca de esa situación. Lo que diría es que estoy preparado para jugar beisbol y entrenar muy fuerte y ganar para los Cachorros".

Mientras, la Policía de Chicago aseguró que la investigación sigue su curso.

Castro comentó que la principal enseñanza que le deja la actual situación es que "uno debe tener mucho cuidado ahí en la calle, porque hay mucha gente mala en el mundo".

Su compañero de equipo y compatriota, Alfonso Soriano, de 36 años, recordó que "el es muy joven".

Agregó que "yo creo en el, y confío en que no hizo nada malo. Lo que espero es que haya aprendido de este problema, porque es muy confiado, el cree que todos son sus amigos, así que ahora sabe que debe ser más cuidadoso".

Soriano indicó que "me acercare a el para darle consejos y ayudarlo en lo que pueda porque yo se lo difíciles que son los primeros dos años en las Grandes Ligas".

"Creo que poder ayudarlo es parte de mi trabajo, y hare lo que pueda para ayudarlo a ser un mejor jugador y una mejor persona", subrayó Soriano.

Por su parte, el nuevo piloto del equipo, Dale Sveum, comentó que Castro lució muy relajado durante los entrenamientos y destacó que "no creo que las situaciones por las que está pasando lo van a distraer de su trabajo".