La conferencia de Amigos de Siria que tienen lugar en Túnez ha alentado a los "terroristas" a derramar más sangre, reportó el sábado un diario gubernamental sirio.

El comentario del diario Al Thawra criticó especialmente al ministro saudí de Relaciones Exteriores Saud al-Faisal, quien dijo el viernes en la reunión de 60 naciones que es partidario de entregar armas y municiones a los grupos insurgentes que combaten contra el régimen de Bashar Assad.

El diario dijo que el príncipe, al respaldar tan "duramente" a una oposición armada, ha pasado a ser un "socio directo en el derramamiento de más sangre siria".

La reunión tiene como fin terminar con un levantamiento popular iniciado hace 11 meses y la subsiguiente represión gubernamental que, según un cálculo de enero de las Naciones Unidas, ha causado más de 5.400 muertes.

El régimen sirio acusa a la oposición de ser una organización terrorista al servicio de una conjura extranjera.