El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó con firmeza el jueves el ataque terrorista contra Israel en India y el intento de otra acción similar en Georgia.

En el estallido de una bomba en Nueva Delhi resultó herida la esposa de un diplomático israelí y el conductor de la misma, mientras que fue frustrado otro intento de ataque el mismo día en Georgia.

El Consejo de Seguridad dijo el jueves en la noche que "todos los actos de terrorismo son criminales e injustificables al margen de sus motivos, cuando y quien quiera que los perpetre". El Consejo de Seguridad reafirmó la necesidad de combatir las amenazas a la paz provenientes de actos terroristas.

El embajador israelí ante las Naciones Unidas, Ron Prosor, que solicitó al consejo que condenara los actos terroristas, dio la bienvenida a la declaración.

"Después de siete años de silencio, el consejo finalmente se ha pronunciado contra el terrorismo que afronta todos los días el pueblo israelí", apuntó.