El ex dirigente de la FIFA, Amos Adamu, perdió su apelación de una suspensión de tres años por solicitar sobornos durante el proceso de candidaturas para los mundiales de 2018 y 2022.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo confirmó el fallo del comité de ética de la FIFA de expulsar a Adamu de todas las actividades relacionadas con el fútbol hasta octubre de 2013.

El organismo señaló que la suspensión "es relativamente leve tomando en cuenta la gravedad del delito".

Adamu fue grabado por reporteros británicos al pedir 800.000 dólares a cambio de su voto. Indicó que el dinero era para pagar por campos de fútbol en su país natal Nigeria.

El escándalo involucró a Adamu y otros cinco dirigentes de la FIFA.