La mayoría de los mercados bursátiles de Asia registraban ganancias provisionales el viernes después de informes económicos mixtos de Estados Unidos y Europa, y en momentos en que los precios del petróleo aumentaron a un nuevo máximo de los últimos nueve meses.

El crudo superaba los 108 dólares por barril y el dólar se debilitaba frente al euro, pero se fortalecía contra el yen.

El Nikkei 225 japonés subía 0,2%, a 9.611,72, y el Kospi de Corea del Sur avanzaba 0,4%, a 2.015,93. Sin embargo, el Hang Seng de Hong Kong caía 0,1% a 21.359,95.

Algunos mercados oscilaban entre territorio positivo y negativo en las primeras operaciones.

Los inversionistas asiáticos se mostraban cautos, incluso después de que las acciones estadounidenses subieron tras un informe que dijo que las solicitudes de ayuda por desempleo cayeron a un mínimo de cuatro años.

El optimismo se vio contrarrestado por una previsión de la Comisión Europea de que las economías combinadas de las 17 naciones que utilizan el euro se contraería en el 2012, lo que aumenta las preocupaciones de que los programas de austeridad están evitando el crecimiento. El débil crecimiento económico en Europa también afectaría la demanda de bienes fabricados en Asia.

"Cuando Europa entre en una recesión, perjudicará las economías exportadoras de Asia como China, Japón, Corea y Taiwán. Y entonces, se reflejará en el crecimiento económico de estos países y, eventualmente, en los ganancias de las acciones de primera clase", dijo Francis Lun, gerente general de la empresa de inversión Lyncean Holdings.

"Por eso es que los inversionistas están muy cautelosos. El mercado ha alcanzado un pico y ahora está dispuesto a consolidar".