El gobierno de Túnez propondrá una solución política a la crisis en Siria que involucra una fuerza de paz, informó el jueves un vocero presidencial.

Adnan Mancer dijo a The Associated Press que el gobierno tunecino propondrá en la cumbre de los "Amigos de Siria" del viernes una transición similar a la de Yemen, donde renunció el presidente.

Mancer agregó que Túnez está dispuesto a formar parte de una fuerza de paz para respaldar una "solución política, porque nosotros nos oponemos totalmente a una intervención militar extranjera".

En tanto, Estados Unidos, Europa y las naciones árabes se preparan para exigir que el presidente sirio Bashar Assad acceda en el término de días a un cese de fuego y permita la distribución de ayuda humanitaria a las zonas más afectadas por su brutal represión contra opositores.

Funcionarios estadounidenses, europeos y árabes se reúnen en Londres para elaborar los detalles de un ultimátum a Assad que, según los diplomáticos, podrían exigir su cumplimiento en 72 horas, en cuyo defecto se aplicarían nuevas sanciones más enérgicas. El ultimátum será presentado en una conferencia internacional sobre Siria organizada para el viernes en Túnez.

Funcionarios que acompañan a la secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton a la reunión en Túnez de los "Amigos de Siria" dijeron que el objetivo es dejar en claro a Assad que su régimen tiene la obligación moral de poner fin al cañoneo de vecindarios civiles y permitir ayuda humanitaria al país. El mensaje será que la responsabilidad de responder a las demandas de la comunidad internacional recae en Assad.

Los funcionarios hablaron con la condición del anonimato debido a lo delicado de las discusiones acerca de cómo será presentado el ultimátum en la conferencia de Túnez. Varias naciones han propuesto crear corredores protegidos para permitir la ayuda humanitaria, pero no estaba claro si se logrará un consenso para ese objetivo, ya que dicha medida casi seguramente requeriría un componente militar.

Agregaron que sería más viable un cese de fuego como el propuesto por el Comité Internacional de la Cruz Roja, que solicita una pausa diaria de dos horas en la lucha para suministrar ayuda.

Clinton se reunió el jueves en Londres con cancilleres y altos funcionarios de una decena de naciones, incluyendo a Gran Bretaña, Francia, Alemania, Jordania, Marruecos, Catar, Arabia Saudí, Turquía, Túnez y los Emiratos Arabes Unidos. Se espera la participación de más de 70 naciones y organizaciones internacionales en la reunión de Túnez.