Un soldado del ejército no ha respondido todavía a los cargos de haber filtrado a WikiLeaks la mayor cantidad de informaciones secretas en la historia de Estados Unidos.

El soldado Bradley Manning fue instruido de cargos el jueves en Fort Meade, cerca de Baltimore. Además de no declarase todavía culpable o inocente, Manning tampoco decidió si prefiere ser juzgado por un jurado militar o por un juez militar solo. En este caso, la jueza es la coronel Denise Lind.

Todavía no se fija fecha para el juicio.

Manning enfrenta 22 cargos, incluido el de ayudar al enemigo. Este cargo conlleva una pena máxima de prisión perpetua. Los otros, un máximo combinado de 150 años de cárcel.

Se le acusa de haber entregado al cibersitio WikiLeaks más de 700.000 documentos y videos.

Los abogados de la defensa alegan que Manning tenía problemas y que no debió haber tenido acceso a material secreto.