La princesa heredera de Suecia, Victoria, dio a luz la madrugada del jueves a su primera hija, quien algún día podría ser la reina del país.

El esposo de Victoria, el príncipe Daniel, dijo que la bebé — segunda en línea en la sucesión al trono de Suecia — nació a las cerca de las 4:30 de la madrugada (0326 GMT) en el Hospital de la Universidad Karolilnska en Solna, un suburbio de Estocolmo. La niña midió 51 centímetros (20 pulgadas) y pesó 3,28 kilogramos (7,23 libras).

"Cuando salí de la habitación la princesita dormía acurrucada en el pecho de su madre, ambas se veían muy a gusto y calientitas", expresó Daniel con emoción a la prensa. "Están muy bien la pequeña hija y la princesa a la corona", agregó.

Victoria, de 34 años, es la próxima en la línea de sucesión al trono que, desde 1973, tiene su padre, el rey Carlos XVI Gustavo.

Suecia modificó la constitución en 1980, tres años antes del nacimiento de Victoria, para permitir que los primogénitos hereden el trono sin importar su sexo. Antes de ese cambio, las mujeres no podían heredar el trono en Suecia.

Daniel dijo que el rey y la madre de Victoria, la reina Silvia, fueron informados del nacimiento y "están muy felices".

Victoria se casó en junio de 2010 con Daniel, quien era plebeyo y su ex entrenador personal. En agosto de 2011, la Corte Real anunció el embarazo de Victoria.

Los principales sitios noticiosos de Suecia difundieron con grandes titulares el nacimiento real, mientras que las estaciones televisivas hacían transmisiones en vivo desde el hospital. La Corte Real anunció el nacimiento en su página de internet, y en un toque moderno, en su página de Facebook.

Como es costumbre, cuando nace un heredero al trono, las Fuerzas Armadas suecas tenían previsto celebrar el acontecimiento con una salva de 21 cañonazos al mediodía en Estocolmo y otras ciudades de Suecia.

___

El periodista de The Associated Press, Karl Ritter, contribuyó a este despacho.