Un jefe policial en California se ha pronunciado por que California emita licencias de conducir a los inmigrantes ilegales como medida tendente a mejorar la seguridad en las calles y el accionar de la ley.

Charlie Beck dijo en entrevista difundida el miércoles en el periódico Los Angeles Times (http://lat.ms/ytjMtO) que el estado de California ha fracasado en reducir el número de inmigrantes que carecen de permiso para estar en el país y que conducen sin licencia.

El interés principal es la seguridad en las calles y la capacidad de la policía para identificar a las personas obligando a todos los conductores a pasar una prueba rigurosa a fin de que obtengan su licencia, dijo Beck.

"¿Por qué no querer que se someta a las personas a una prueba rigurosa? ¿Por qué no querer mejorar la identificación de las personas que van a estar aquí?", dijo Beck al periódico.

"No tiene sentido para mí (que no se entreguen licencias a los inmigrantes ilegales). Podríamos incrementar la seguridad en las calles. Cuando se convierten cosas en ilegales se provoca una reacción en cadena", apuntó.

Un tipo de delitos que Beck cree que disminuirían serían los accidentes en los que el conductor huye cuando atropella a una persona, debido a que un inmigrante ilegal al volante no temería que se le capture sin licencia en el lugar del accidente, dijo.

En los últimos meses, Beck ha propuesto cambios en las reglas del Departamento de Policía relacionadas con la detención de vehículos, a fin de que se disminuya las multas a los conductores sin licencia cuyos carros fueron remolcados hasta el depósito de automotores.

Los comisionados de la policía debían someter la semana pasada a votación la propuesta, pero la Oficina del Consejo legislativo — que asesora a los legisladores estatales — dijo que el gobierno local carece de autoridad para modificar la política actual.

___

Con información de Los Angeles Times: http://www.latimes.com