Grecia planea lanzar una oferta pública de bonos con el objetivo de reducir 107.000 millones de euros (142.000 millones de dólares) de su deuda con bancos y otros inversionistas privados.

El anuncio formal se espera luego de una reunión del gabinete el viernes, en la cual también se discutirá la implementación del nuevo programa de austeridad para este país azotado por la deuda.

El parlamento griego aprobó el jueves una ley de emergencia en los bonos de deuda, decidida por los 17 miembros de la eurozona esta semana junto con el paquete de rescate financiero de 130.000 millones de euros (173.000 millones de dólares).

Sin esos acuerdos, el país caería en el impago de sus deudas el próximo mes y se habría visto forzada, probablemente, a dejar de usar el euro como moneda corriente.

Grecia ha estado sobreviviendo desde mayo de 2010 gracias a un primer paquete de rescate financiero internacional con valor de 110.000 millones de euros (146.000 millones de dólares).