Dos helicópteros del Cuerpo de la Infantería de Marina de Estados Unidos chocaron en pleno vuelo durante un entrenamiento nocturno cerca de la frontera entre California y Arizona con saldo de siete efectivos muertos, en el más reciente accidente de marines en entrenamientos en la región.

La teniente Maureen Dooley, de base Aérea de Miramar, en California, dijo que el accidente ocurrió entre un helicóptero Cobra AH-1W que transportaba a dos tripulantes y un Huey UH-1 que llevaba a cinco integrantes de la 3ra división aérea de la Infantería de Marina.

Serán necesarias por lo menos 24 horas antes de que la Infantería de Marina difunda los nombre de los fallecidos.

"Todavía estábamos reuniendo muchos de los detalles", informó Dooley el jueves.

El accidente ocurrió alrededor de las 8 de la noche del miércoles.

Los helicópteros se accidentaron en una zona remota del Complejo de Entrenamiento Yuma.

El ejército estadounidense y sus aliados entrenan en la calurosa y desértica área rodeada por montañas porque las condiciones son similares las de Irak y Afganistán.

El AH-1W es considerado el principal helicóptero de ataque de los infantes de Marina. El UH-1Y reemplazará la antigua versión del Huey utilitario que se usó por primera vez en la guerra en Vietnam.

Varios accidentes ocurrieron el año pasado que involucraron a efectivos que entrenaban en el sur de California.

En septiembre, un helicóptero se vino abajo en el campamento Pendleton del norte de San Diego, matando a los dos tripulantes.

En agosto, dos soldados fueron expulsados de su avión de combate cuando éste cayó en el Océano Pacífico. Pasaron cuatro horas flotando en el gélido mar en medio de la oscuridad antes de ser rescatados; ambos tenían fracturas, pero sobrevivieron.

En julio un infante murió cuando su helicóptero se precipitó a tierra en una alejada sección del campamento Pendleton.