Jeremy Lin, la sensación de los Knicks de Nueva York que durmió en el sofá de un compañero la noche antes de su primera gran actuación, ahora tiene su propio apartamento.

El apartamento alquilado de dos habitaciones está en el piso 38 de las residencias en el Hotel W en el centro de Nueva York, con vista a la Estatua de la Libertad.

El diario The Wall Street Journal (http://on.wsj.com/ysuyoH ) reportó que Lin firmó el contrato el miércoles.

El apartamento tiene un precio de 13.000 dólares mensuales. Matthew Moinian, hijo del desarrollador del W, dijo que Lin recibió un descuento, aunque rehusó dar detalles.

Lin esperó hasta que los Knicks le garantizaron su contrato antes de conseguir su propio apartamento. Mientras tantos, se quedó con su hermano y un compañero de equipo.

El base ahora tiene contrato por el resto de la temporada de la NBA.

___

Con información de: The Wall Street Journal, http://www.wsj.com