Bernie Ecclestone cree que el dominio de Sebastian Vettel las dos últimas temporadas podría ser dañino para la Fórmula Uno y le gustaría que el título de 2012 se decida en la última carrera del año en Brasil.

El piloto alemán de Red Bull ganó su primer título mundial en la última carrera de la temporada de 2010, pero en 2011 se coronó nuevamente en octubre, con tres carreras pendientes.

"Siempre lo decimos, pero espero que el campeonato se decida en la última carrera", declaró el jueves el jefe de la Fórmula Uno. "No queremos que se repita lo del año pasado, que no fue muy bueno... el único que opinaría lo contrario sería Sebastian, pero creo que todos los demás están de acuerdo".

"No fue bueno. Me sorprende que sobrevivimos con (los niveles de audiencia en televisión) que conseguimos al final. Siempre me preguntó porqué la gente nos mira, por el campeonato o por una carrera en particular".

Vettel, de 24 años, conquistó el campeonato pasado con 122 puntos de ventaja sobre Jenson Button de McLaren, monarca de 2009.

Lewis Hamilton terminó quinto el año pasado, tras ganar el título en 2008.

"Creo que si no le va bien este año, quizás va a buscar irse (de McLaren), y el equipo también podría buscar cambiarlo", comentó Ecclestone.

Sin embargo, el mandamás de la Fórmula Uno cree que Hamilton está "más concentrado" esta temporada, que comienza el 18 de marzo en el Gran Premio de Australia en Melbourne.

Ecclestone insistió que la reacción ha sido positiva ante la posibilidad de volver a Bahrein, donde la carrera del año pasado se canceló por la inestabilidad política.

"Nadie ha dicho que no vayamos o que no queremos ir ni nada, todos están positivos", afirmó.