El Atlético de Madrid se siente fuerte en la liga española y el domingo tendrá la oportunidad de medir su poderío ante al tricampeón Barcelona, al cierre de la 24ta fecha del campeonato.

Desde que llegó el argentino Diego Simeone al banquillo hace siete fechas, los "colchoneros" no conocen la derrota y apenas han recibido un gol, la fecha anterior contra el Sporting de Gijón. Ocupan actualmente la sexta plaza, buena para jugar copas europeas, pero un triunfo en su estadio contra el Barsa podría colocarles en puestos de Liga de Campeones.

El Barsa es segundo con 51 unidades, a 10 del líder Real Madrid, y afronta el partido quizás con menor tensión por esa amplia diferencia. Los azulgranas no tiran la toalla en la liga, pero saben que tienen mejores posibilidades en la Champions y la Copa del Rey, donde son finalistas.

"Estamos a 10, pero con opción de todo. Hay que luchar hasta el final y sumar de tres en tres. Eso nos hará estar bien en Europa y la Copa" explicó Andrés Iniesta, quien definió de "especialmente complicado" el partido contra el Atlético.

El Barsa recuperó las buenas sensaciones con la goleada 5-1 al Valencia la fecha anterior y podría reincorporar al organizador Xavi Hernández, aquejado de molestias los últimos partidos.

"Hay que dejarlo todo hasta el final", insistió el delantero chileno Alexis Sánchez.

El astro argentino Lionel Messi volvió a ofrecer su mejor versión con cuatro goles, y se antoja el principal dolor de cabeza de su compatriota Simeone, quien debe también resolver la ausencia por lesión del brasileño Diego.

En la capital, el Real Madrid no se fía de su visita al vecino Rayo Vallecano, que le puso en ciertos aprietos pese al 6-2 de la primera vuelta y llenará el estadio de Vallecas para intentar llevarse ese derbi.

"Ante el Madrid el margen de error es menor, pero que nadie descarte una victoria del Rayo. No firmo las tablas", advirtió el timonel José Luis Sandoval.

Dos sensibles bajas trastocan los planes de José Mourinho: el argentino Angel Di María, quien recayó de su lesión y estará un mes fuera, y el goleador Karim Benzema, con pronóstico de dos a tres semanas tras lastimarse en la ida de la Liga de Campeones contra el CSKA Moscú.

"Este Madrid es más fuerte que el de los 'Galácticos' de Zidane, Ronaldo y Roberto Carlos", opinó el rayista Míchel Sánchez, también duda por problemas físicos.

La fecha inicia el sábado con el duelo regional Racing de Santander-Sporting de Gijón y el Betis-Getafe, seguido de la visita del colista Zaragoza al Málaga del chileno Manuel Pellegrini.

El Espanyol del argentino Mauricio Pochettino, cuarto clasificado con 33 unidades, enfrenta al Levante, séptimo con una menos. Los "granota" buscan recuperar en el estadio españolista el puesto de Champions que tanto les costó alcanzar. Los "periquitos" tratarán de mantenerlo, ante el acoso del Atlético y el Athletic de Bilbao del argentino Marcelo Bielsa.

El conjunto bilbaíno juega el domingo en casa del Villarreal, que sigue marcando el límite del descenso con 26 puntos tras caer goleado en Mallorca.

Los baleares, en claro ascenso, medirán sus posibilidades ante otro equipo de altibajos, la Real Sociedad, privada del organizador Asier Illarramendi, sancionado.

Por encima de ambos está el Sevilla, quien se medirá por cuarta vez en la temporada al Valencia, en choque de histórica rivalidad. Los andaluces ya cayeron en Copa ante el equipo de Unai Emery, que se aferra a la tercera plaza sin el argentino Ever Banega, lesionado de gravedad al accidentarse con su automóvil, ni el lateral Miguel, baja por tres semanas.

Osasuna, con posibilidad de meterse en plazas europeas, recibe al Granada.