El presidente saliente de Yemen abandonó Estados Unidos después de más de tres semanas de tratamiento médico.

Funcionarios estadounidenses dijeron que Alí Abdalá Salé partió de Boston el miércoles por la noche rumbo a Adis Abeba, Etiopía.

Agregaron que desconocen sus planes. Salé ha prometido regresar a Yemen para la asunción de su sucesor.

Los funcionarios hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a hablar públicamente sobre los planes de viaje de Salé. Un diplomático árabe confirmó su partida.

El régimen de Salé llega a su fin luego de 33 años. Los yemeníes instalaron al vicepresidente Abed Rabbo Mansur Hadi el martes en un plebiscito con un solo candidato. Se prevé que asuma su cargo pronto. Salé es el cuarto líder árabe que es expulsado del poder en la revolución del mundo árabe.

Salé, de 69 años, fue tratado por heridas sufridas en un intento de asesinato en junio.