Naciones Unidas tiene una lista secreta de funcionarios sirios de alto rango que podrían afrontar investigaciones por crímenes contra la humanidad debido a la represión que desataron las fuerzas de seguridad contra las protestas antigubernamentales, dijo el jueves una comisión de expertos en derechos humanos del organismo mundial.

La lista alcanza las más altas esferas sirias, como el presidente Bashar Assad, según las fuentes.

Miles de sirios han perdido la vida en la ola de violencia que sacude desde marzo su país, afirmó la comisión, que atribuyó a una fuente haber dicho que al menos 500 niños figuran entre los muertos.

"Existe un conjunto fiable de pruebas, congruente con otras circunstancias verificadas, que provee motivos razonables para creer que individuos, como mandos y funcionarios a los más altos niveles del gobierno, son responsables de crímenes contra la humanidad y otras violaciones flagrantes de los derechos humanos", dijo en un informe la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria, designada por las Naciones Unidas.

"La comisión ha depositado en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos un sobre sellado que contiene los nombres de estas personas, y que podría ser útil en las futuras investigaciones que efectúen autoridades competentes", agregó.

La comisión no precisó las nombres de estas posibles autoridades investigadoras, aunque el principal funcionario de derechos humanos de la ONU había solicitado antes que se remitiera el caso de Siria a la Corte Penal Internacional de La Haya.

Según las previsiones, los integrantes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que integran 47 naciones, efectuarán una reunión especial la próxima semana en Ginebra en la que tratarán el tema de Siria y que presentará formalmente el informe de la comisión.