El torneo Descentralizado peruano continuará con jugadores juveniles y sin el club San Martín, luego que la federación local, los futbolistas profesionales y los clubes no lograron un acuerdo para resolver el impasse por las deudas de los equipos con los jugadores.

La Federación Peruana de Fútbol (FPF), la Agremiación de Futbolistas (SAFAP) y la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP), que agrupa a los clubes, se reunieron el martes por la noche para hallar una solución y garantizar el desarrollo del torneo.

La FPF y los futbolistas querían detener el torneo hasta el 3 de marzo para solucionar el problema, pero los 16 clubes de primera división se opusieron.

Los clubes rechazaron la propuesta presentada el martes para saldar sus deudas con los futbolistas lo antes posible, y afirmaron que tienen hasta 24 meses para pagar los salarios adeudados de 2011.

"Recibimos el acta (de la reunión) y realmente nos indignó. Esta acta nos lleva a la informalidad porque nos pide derogar todo el acuerdo económico plasmado en las bases del campeonato y modificarlas", criticó el presidente de la ADFP, Luis de Souza Ferreira.

La ADFP acordó por unanimidad no paralizar el torneo y rechazar el acta hasta el retorno a Lima del presidente de la FPF, Manuel Burga, quien en medio de la crisis viajó a Suiza el domingo para tratar temas internacionales con la FIFA.

Francesco Manassero, presidente de la SAFAP, expresó su esperanza de que se cumplirán las condiciones para que los futbolistas profesionales regresen a las canchas en marzo.

"Esperemos que el 3 de marzo reinicie el campeonato con 16 equipos. La intención es que los futbolistas no estén sin cobrar varios meses, ojalá que la San Martín recapacite, el fútbol peruano necesita clubes como a San Martín. Además, ayudaría a que 30 futbolistas no se queden sin trabajo", declaró.

La crisis se agravó el lunes cuando el club Universidad San Martín anunció su retiro del torneo y del fútbol profesional, y despidió a sus jugadores por considerar una deslealtad que se negaran a jugar el domingo en el inicio del campeonato en solidaridad con los futbolistas de otros clubes.

Unión Comercio y César Vallejo amenazaron con seguir a San Martín, en tanto Inti Gas anunció el miércoles que en los próximos seis días decidirá si continua o se retira del torneo.

"Tenemos cuatro años de sacrificio, invirtiendo en el equipo profesional, y es indignante que participemos al día en el Descentralizado y nuestros futbolistas no colaboren con la institución", dijo el presidente de Inti Gas, Rofilio Neyra.

Por su parte, el arquero Erick Delgado del Sporting Cristal expresó el miércoles su frustración por la situación y culpó de ello a algunos dirigentes que consideró como "sinvergüenzas".

"El fútbol está así por culpa de unos dirigentes sinvergüenzas que dicen que pueden pagar y no lo hacen... contratan con sumas elevadas y al final no pagan... Se nota que ellos no tienen sangre en la cara", expresó.