La ministra peruana para la Inclusión Social dijo el miércoles que con su visita a Washington espera captar asistencia técnica para aplicar nuevas modalidades de evaluación a los programas sociales.

"Necesitamos echar a andar evaluaciones con apoyo de fuera, las capacidades locales son limitadas. Esto implica recursos importantes que el Perú no tiene", dijo la ministra Carolina Trivelli. "Estamos por lanzar un programa de atención a la primera infancia con una propuesta de evaluación experimental que implica un acompañamiento de tres años con un diseño complejo y que necesita recursos. El BID (Banco Interamericano de Desarrollo) nos ayudará con un millón de dólares para la evaluación", agregó.

La funcionaria explicó que en la actualidad los programas sociales casi no cuentan con evaluación eficiente, por lo que planea someter a licitación las evaluaciones a estos programas para que comiencen a operar este mismo año.

"Es un programa a largo plazo, tenemos que pensar en tres o cinco años" indicó, al explicar que su despacho recientemente instaló una comisión junto con el Ministerio de Economía para definir las modalidades de evaluación que deban aplicarse y que estime un monto total para financiar estas labores.

Pero Trivelli insistió en que su mayor necesidad es de asistencia técnica.

El mandatario peruano Ollanta Humala ha declarado como prioritarios durante su gestión los programas sociales.

Trivelli indicó que la invitación del gobierno estadounidense a visitar Washington se debe al interés que ha despertado la política social de Humala que ha colocado a la desigualdad como tema central y ha incrementado los presupuestos para educación, salud y transferencias condicionadas y creado el Ministerio de Inclusión Social.

La ministra dijo que durante sus reuniones con subsecretarios de Estado, Educación y Salud también ha planteado la necesidad de celebrar este año en Lima una conferencia regional sobre inclusión social porque "muchos países del hemisferio tenemos discusiones parecidas".

El embajador peruano Harold Forsyth describió la semana pasada a la visita de Trivelli como una señal del cambio importante en la relación con Estados Unidos al sumar la inclusión social a los temas prioritarios de la agenda bilateral unto con el combate al narcotráfico, el aprovechamiento óptimo del tratado de libre comercio firmado en 2007 y el bienestar del millón de ciudadanos peruanos residentes en Estados Unidos.

Trivelli asumió el cargo en octubre y dijo que su principal desafío es acelerar la velocidad con que los sectores rezagados de la población peruana puedan salir de la pobreza extrema y aprovechen el crecimiento económico importante que Perú ha experimentado durante los últimos años.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como @luisalonsolugo