Un grupo de 17 trabajadores de la salud fueron despedidos por su presunta participación en un plan de la CIA para confirmar la presencia de Osama bin Laden en una ciudad del norte del país, dijo el miércoles un funcionario gubernamental paquistaní.

Zafir Ahmed indicó que los empleados, 16 ,mujeres y un hombres, fueron despedidos porque no informaron a las autoridades que ayudaban al médico paquistaní Shakil Afridi en un programa de falsas vacunas destinado a obtener el ADN del líder de al-Qaida.

El plan fue al parecer ejecutado en Abbottabad, donde bin Laden fue muerto en mayo por efectivos estadounidenses.

Pakistán detuvo a Afridi tras la operación y podría acusarle de traición. El gobierno paquistaní quedó indignado por no haber sido informado de antemano de la operación.

Ahmed es funcionario de salud en el distrito de Abbottabad.