La esposa del ex primer ministro británico Tony Blair demandó a la empresa periodística de Rupert Murdoch por espionaje telefónico, informó un abogado el miércoles.

Graham Atkins dijo en un mensaje por correo electrónico que Cherie Blair interpuso una demanda "en relación con la ilegítima intercepción de sus mensajes de voz", la persona de más alto perfil en demandar a News International por la campaña de escuchas ilegales contra políticos, celebridades, atletas y otras personalidades públicas.

Blair fue primer ministro entre 1997 y 2007. Su vida privada ocasionalmente se volvía el forraje del cotilleo en los medios de comunicación, y Cherie Blair tenía una relación particularmente irritable con los tabloides locales.

Antes ya hubo especulación sobre la posibilidad de que el teléfono de Cherie Blair hubiera sido intervenido. Alastair Campbell, ex vocero de Tony Blair, durante mucho tiempo especuló en voz alta sobre cómo una historia sobre el embarazo de Cherie en 1999 fue obtenida por el Daily Mirror.

En un testimonio escrito hecho público el año pasado, Campbell dijo que durante mucho tiempo sospechó que una amiga de Cherie Blair estuviera filtrando información a los medios sobre sus movimientos. Campbell también dijo que "ahora tenía la certeza de lo equivocado que estaba", dejando abierta la posibilidad de que el diario hubiera recibido la información escuchando los mensajes de Cherie Blair.

"Las historias muchas veces involucraban detalles de a dónde iba Cherie, el tipo de cosas que se hablan rutinariamente por teléfono cuando se planean visitas, tanto privadas como públicas", dijo Campbell a un jurado. La investigación comenzó el año pasado después de se desató la indignación pública una vez que se supo del comportamiento ilegal del tabloide News of the World, propiedad de Murdoch.

News International, que pertenece a Murdoch, no respondió de inmediato a un mensaje para opinar al respecto. Un vocero de Blair tampoco quiso comentar.