Es imposible atender el pedido de medidas cautelares para un periodista y tres directivos del diario El Universo solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), afirmó el miércoles el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

En rueda de prensa, Patiño dijo que "queremos informar que es imposible aplicar las medidas cautelares solicitadas por la CIDH, porque el 15 de febrero no se emitió ninguna sentencia... hay sentencias sobre el tema, pero no se dictaron el 15 de febrero".

La Corte Nacional de Justicia ratificó el 16 de febrero una sentencia que dispone el pago de 42 millones de dólares y tres años de cárcel para el ex editor de opinión del diario El Universo, Emilio Palacio, y los hermanos Carlos, director, César, subdirector y Nicolás Pérez, gerente de nuevos medios.

La CIDH pidió el martes al gobierno ecuatoriano que "suspenda de inmediato los efectos de la sentencia del 15 de febrero del 2012, a fin de garantizar la libertad de expresión".

La CIDH dijo que las medidas estarán vigentes hasta el 28 de marzo, cuando se realizará una audiencia en Washington para "recibir información de las partes sobre la adopción y vigencia de las presentes medidas cautelares".

Posteriormente la comisión resolverá si deja en vigencia esas medidas hasta que haya una resolución definitiva o si las suspende.

Patiño explicó que la CIDH no notificó a Ecuador acerca de la solicitud de El Universo lo que no permitió defenderse al estado y que tampoco hay limitación en los derechos humanos de los involucrados en este caso.

"Ecuador recibe este planteamiento de parte de la CIDH como una clara violación a la institucionalidad de nuestro país, en Ecuador existe un sistema jurisdiccional que está en pleno funcionamiento que hay que respetar, no se puede pedir al gobierno nacional que vaya a la Corte Nacional y les diga que no apliquen su sentencia porque la CIDH considera que esa sentencia no debe aplicarse" expresó Patiño.

Aseveró que el estado ecuatoriano "lamenta no tener la posibilidad de atender la petición de la CIDH porque lo que solicita es simplemente imposible de ejecutar".

Añadió que en las próximas horas comunicará esta decisión a la CIDH.

El presidente Rafael Correa dijo en la misma rueda de prensa que "lo que ha hecho la CIDH ratifica lo que ya descubrimos... que el sistema interamericano está totalmente tomado por ciertos países hegemónicos, por organizaciones no gubernamentales de derecha, por la burocracia internacional que se cree por encima de los estados soberanos".

"No les tenemos miedo, sabremos enfrentarlos. Ni siquiera han guardado las apariencias que con esa comunicación para pedir medidas cautelares, rompe la propia convención, rompe el propio reglamento de la CIDH, algo descarado", aseveró.

Añadió que es necesario "tener un nuevo sistema interamericano ... sin esa descarada injerencia de potencias continentales, sin esos sesgos ... de supuestas ideas de vanguardia que lo único que hacen es defender los derechos de los grandes capitales".

El mandatario aseguró que ha tomado una decisión acerca del caso El Universo, que hará pública en los próximos días, pero no dio ningún detalle. Se presume que podría perdonar a los involucrados en este caso porque destacó que "mis objetivos jamás fueron meter preso a alguien, los objetivos jamás fueron recibir 20 centavos".

En Miami, el subdirector de El Universo César Pérez dijo el martes en entrevista telefónica a The Associated Press que "estamos trabajando para regresar a Ecuador, pero mientras no cambie la situación seguimos los dos en Miami", refiriéndose a él y a Nicolás Pérez.

Su otro hermano, Carlos Pérez, director de la publicación, está asilado en la embajada de Panamá en Quito. Patiño dijo que Pérez no necesita salvoconducto para salir del país hacia su asilo en Panamá.

El proceso por injurias fue presentado por Correa en febrero de 2011, luego que El Universo publicó un artículo titulado "No más mentiras" en el que se acusó a Correa de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente", durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010.

Ese día, Correa permaneció retenido por cerca de 10 horas en el hospital de la policía. El presidente, rescatado tras un operativo militar, dijo que fue un intento de derrocarlo. En esa jornada murieron una decena de personas.

__

La periodista Gisela Salomón de Miami colaboró con esta información.