El presidente Hugo Chávez, confirmo que el cáncer le volvió a aparecer y que tendrá que ser  sometido o una intervención quirúrgica en los próximos días.

Luego de varios rumores sobre la salud del presidente de la republica bolivariana, el mismo Chávez confirmo que viajo a Cuba para hacerse un chequeo, al que refirió como rutinario y en el que le encontraron una lesión en el mismo lugar donde le extirparon el cáncer anterior.

Los últimos avances de la tecnología

Avanzada la noche, durante una llamada telefónica que realizó a la televisora estatal, el mandatario informó que ya definió que se operará próximamente en La Habana, y que todo ya está acondicionado para recibirlo.

"En verdad ya la tomé, estábamos discutiendo ahora, sopesando, voy a ir a La Habana, vamos a ir a La Habana allá está todo, todo listo, porque además son los mismos médicos que me operaron, conocen la vieja, lo que fue la herida de aquella operación de hace ocho meses, son los mismos médicos, el mismo lugar, todo está acondicionado", destacó.

El sorpresivo anuncio de que el presidente Hugo Chávez deberá someterse a una nueva cirugía despertó incertidumbre en un país que va camino a una campaña presidencial luego que la oposición eligiera al gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, como el rival que enfrentará al mandatario el 7 de octubre.

Las mejores fotos de la semana

Aunque opositores y analistas afirmaron que es apresurado predecir qué sucederá en el futuro político inmediato, coincidieron en señalar que todo dependerá de las próximas decisiones que tome Chávez: ¿se separará temporalmente del gobierno? ¿Delegará el cargo en el Vicepresidente? ¿Es posible que se retire de la contienda electoral y nombre a uno de sus estrechos colaboradores como el candidato oficialista?

Lo cierto es que estas preguntas están en boca de la opinión pública venezolana e internacional de manera insistente.

El propio Chávez dio algunos indicios acerca de sus próximos pasos en una conversación telefónica con Vanessa Davis, presentadora del programa nocturno de entrevistas en la televisión estatal.

El gobernante comentó que descartó la intervención quirúrgica en Caracas, porque "aquí habría que estar implementando cosas, activando elementos, allá (en Cuba) hay más seguridad... (en Cuba) todo va a ser mejor".

"Vamos a La Habana, pero no como ya empezaron a hacer correr por allí (rumores), que si me voy está esta noche, que me llevan en la noche, que si estoy en la última, etc., no, no, (prepara todo) sin carreras y todo en su debido momento", indicó.

Comentó que "mañana (el miércoles) estaré trabajando todo el día, revisando cosas, firmando papeles, reuniéndome con el gobierno, el partido, las fuerzas armadas, dando instrucciones, ordenes, actualizando las cosas sobre todo por el asueto de estos días, preparándome para el fin de semana", sin dar otros detalles.

Aprovechó para "pedirle al pueblo, a los líderes, que si ya la próximas semanas, lamentablemente no me van a ver, y lamentablemente lo digo, me da mucho dolor decirlo, no voy a poder seguir con el ritmo que iba in crescendo, sobre todo desde diciembre, enero, febrero; ¡no voy a poder! porque estoy obligado a atender está nueva circunstancia, a repensar mi agenda personal y bueno a cuidarme y ha enfrentar lo que haya que enfrentar".

"Como ya les dije, todavía nadie puede decir si esta lesión detectada es cancerígena o no, sin embargo, la probabilidad que lo sea existe y es alta porque está en el mismo sitio de la otra lesión, la anterior, bueno, hay que esperar que extraigan esa lesión y los exámenes que llaman patológicos".

"Si resultara maligna, entonces habrá que entrar en otra fase, seguramente de radioterapia focalizada, eso me va a frenar, me frenaría por supuesto, pero bueno, quién dijo que Chávez es un solitario, quién dijo que de la agenda de Chávez va a depender la revolución, no, yo cumplo mi tarea, va a depender del pueblo organizado, consciente"

Hizo un llamado a la organización de sus simpatizantes y de los partidos que lo apoyan, "yo los llamo a que aceleren la batalla (electoral), la unidad, la conciencia, el partido, los partidos".

Si la historia sirve de ejemplo, durante la convalecencia que enfrentó Chávez en la segunda mitad del año pasado, el gobernante solo delegó temporalmente algunas funciones administrativas y de manejo del presupuesto en su vicepresidente y estrecho colaborador, Elías Jaua, y en el ministro de Planificación, Jorge Giordani.

El director de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, dijo el martes que la recaída del mandatario "tendrá impactos relevantes" en la situación política y en la campaña electoral que inicia formalmente en julio —cuyo alcance está por verse— y que éste no es el "mejor escenario" para el popular mandatario.

Shakira y su novio Gerard Piqué se unen para ayudar

El analista sostuvo que aunque Chávez regrese a la campaña enérgico "difícilmente podrá evitar las comparaciones con un adversario del perfil Capriles", quien es un joven político de 39 años de aspecto enérgico y atlético.

"Nosotros vamos a seguir haciendo una campaña a lo largo y ancho del país", dijo a la Associated Press Armando Briquet, jefe del comando de campaña de Capriles, al descartar que la complicación de la salud del mandatario pueda llevar a cambiar el calendario electoral que fijó el Consejo Nacional Electoral a finales del año pasado. "Hay un marco institucional. Están las reglas definidas. No hay razón de agitación (política en el país)".

Briquet dijo a la AP que aunque la oposición ha criticado insistentemente "la falta de información real" sobre la salud de Chávez, le deseaba una "recuperación total y absoluta" para que pueda enfrentarse a Capriles.

En las horas de la tarde, desde su estado natal de Barinas, Chávez dijo a la televisora estatal que en los exámenes de control que le realizaron el sábado pasado en La Habana "se ha detectado... una lesión pequeña de cerca de dos centímetros de diámetro, muy claramente visible".

"Eso obliga a extraer esa lesión y eso obliga a una nueva intervención quirúrgica. Se supone menos complicada que la anterior", dijo el mandatario, 57 años.

Chávez, no obstante, no ha ofrecido información completa sobre el estado de su salud desde que se le detectó un tumor canceroso. No se sabe, por ejemplo, en qué órgano padece la enfermedad y otros detalles relevantes, lo que ha dado lugar a especulaciones de que la enfermedad se ubicaba en el hígado y que ya habría hecho metástasis.

Tampoco ha difundido los informes médicos oficiales sobre su padecimiento.

Aún así, sin esta información precisa, el médico especialista en colon y recto, Javier Cebrián, dijo a la AP que todo pareciera indicar que el mandatario ha sufrido una "recaída local" debido a que la lesión aparece en el mismo sitio donde le detectaron el anterior tumor.

Cebrián, quien es jefe de Cirugía 1 del Hospital Universitario de Caracas, señaló que la recaída del mandatario representa "un mal síntoma porque quiere decir que la enfermedad está creciendo nuevamente a pesar de lo que se hizo".

Por su parte, el oncólogo y director médico de una prestigiosa organización no gubernamental que combate el cáncer en Colombia, Carlos Castro, dijo a la AP que es muy posible que luego de la intervención le sugieran a Chávez radioterapia para estar seguros de "esterilizar" la zona donde le detectaron el cáncer.

"Es factible que le vayan a seguir (dando) radioterapia después que le extirpen ese tumor... Eso hay que hacer varias sesiones, y si le dan varias sesiones tiene que estar todos los días. Dependiendo del tumor 10 sesiones, 20 sesiones", precisó Castro.

Dependiendo del tratamiento, dice el oncólogo, Chávez podría verse obligado a delegar sus funciones. De acuerdo con las leyes venezolanas en el caso de una ausencia temporal del presidente el cargo puede ser asumido por el vicepresidente.

El mandatario negó los insistentes rumores que circularon últimos días. "Desmiento totalmente lo que circula de que tengo metástasis en el hígado o no sé donde más", dijo. "Que el cáncer está regado por todo el cuerpo y que ya me estoy muriendo... Los exámenes rigurosamente hechos en La Habana indican que no tengo metástasis en ninguna parte".

El gobernante atribuyó a "laboratorios de guerra" los rumores que surgieron sobre su salud, y dijo que eso responde a una "línea estratégica" para hacer creer que "yo no voy a poder llegar a las elecciones".

Luis Montilla, un abogado de 51 años, admitió que no le preocupaba el anuncio del mandatario, y dijo a la AP que cree que Chávez no delegará sus funciones y seguirá en la campaña porque es un "superhombre".

"El seguirá con su tratamiento y seguirá en la campaña", dijo Montilla. "Hay que esperar que salga la campaña...esa es la tendencia real".

Por su parte, José Moreno, un conserje de 50 años, reconoció que le inquietaba la enfermedad de Chávez, pero dijo a la AP que el presidente "si necesita de operarse otra vez que se opere para que su salud esté bien. No creo que lo afecte (en la campaña)".

A Chávez le detectaron cáncer a mediados del año pasado en Cuba, donde fue sometido a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y, posteriormente, para extraerle un tumor que él aseguró que era del tamaño de una pelota de béisbol.

Entre julio y septiembre el gobernante fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. En octubre pasado anunció públicamente que estaba curado, y que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo. Y en los últimos meses se ha visto bastante recuperado, vigoroso y ha retomado la totalidad de sus actividades, que incluyen maratónicos discursos televisados.

El gobernante ha asegurado que se encuentra en muy buenas condiciones para vencer al candidato opositor, Henrique Capriles, en los comicios de octubre y lograr una tercera reelección que prolongaría su mandato de más de 13 años.

Fuente AP

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino