Carlos Beltrán ofreció el verano pasado pagar la cuenta si su entonces compañero en los Mets, Jonathan Niese, se operaba la nariz.

Llegó el momento de que el puertorriqueño cumpla con su promesa.

La cirugía, realizada en octubre, no enderezó la nariz del pitcher de 25 años, pero ese no era el motivo. Niese ahora respira mucho mejor tras la operación para corregir una desviación del septo.

Niese dijo el miércoles que tenía problemas para respirar por el orificio derecho desde hace tiempo. El cirujano le dijo que tenía una fractura, aunque el lanzador no recuerda cuándo se lastimó.

El zurdo, ganador de 11 partidos la temporada pasada con los Mets, señaló que estaba bromeando con Beltrán el verano pasado, cuando el jardinero boricua le habló de la cirugía y le ofreció pagarla.

Niese señaló que ya le envió la cuenta a Beltrán, aunque no especificó la cantidad.

Beltrán fue canjeado la temporada pasada a los Gigantes de San Francisco, y luego firmó un contrato por dos años y 26 millones de dólares con los Cardenales de San Luis.

Los Cardenales tienen su sede de pretemporada cerca de los Mets.