Alemania no ve la necesidad de aumentar el fondo permanente de rescate de la eurozona después que el bloque acordara financiar un nuevo plan de rescate para Grecia.

El gobierno alemán ha sido presionado para que colabore en reforzar el Fondo Europeo de Estabilidad de 500.000 millones de euros (662.000 millones de dólares), que reemplazará este año al fondo de corto plazo utilizado para rescatar a Irlanda y Portugal.

Empero, el vocero de la canciller Angela Merkel, Steffen Seibert, dijo el miércoles que el gobierno "no ve necesidad alguna" de hacerlo y destacó que los países de la eurozona acordaron ya revisar el tema en marzo.

Agregó que "la situación en los mercados de bonos ha mejorado significativamente" en los casos de España e Italia, y agregó que la prioridad de Alemania es decidir pronto cómo y cuánto es el aporte germano al nuevo fondo.